Draft del 2000: el día en que 30 equipos menospreciaron a un joven Tom Brady Responder

Cada una de las ligas profesionales de EEUU tiene un Draft histórico. En la NBA, por ejemplo, siempre se habla del de 1984, cuando los Houston Rockets (eligieron Hakeem Olajuwon, tampoco fue una mala decisión) y los Portland Trail Blazers, dejaron pasar a Michael Jordan, quien fue seleccionado recién en el tercer lugar por los Chicago Bulls. Lo que vino de ahí es sabido: los Bulls aceptaron felices el regalo y luego ganarían seis títulos liderados por el “23”.

La NFL tiene algunas historias parecidas.

Siempre salta el Draft de 1998, en el que los especialistas debatían si Peyton Manning o Ryan Leaf eran la mejor opción como primera selección. Finalmente los Colts se quedaron con el jugador que venía de la Universidad de Tennessee y los Chargers, con la segunda selección, se abrazaban por llevarse a Leaf. ¿Cómo terminó la historia? Peyton ganó dos Super Bowl y con toda seguridad en 2021 será elegido al Salón de la Fama de la NFL. ¿Y Leaf? Bueno, el muchacho jugó apenas 25 partidos en toda su carrera, estuvo tres temporadas en la liga, y fue condenado por robo y posesión de drogas. Por eso es considerado uno de los mayores fracasos en la historia del Draft de la NFL.

Pero también está el Draft de 2000 en el que pasaron… 198 selecciones hasta que los New England Patriots eligieron a Tom Brady. Parece imposible de creer, sobre todo porque el joven mariscal venía de dos buenos años en Michigan, incluyendo triunfos en el Citrus y en el Orange Bowl. Sin embargo, no fue bien evaluado por los scouts y Brady recién escuchó su nombre en la sexta ronda de dicho Draft.

Lo curioso es que entre los 198 jugadores universitarios que fueron considerados mejores que Brady, muy pocos tuvieron una carrera destacada en la NFL.

Quien más sobresale es Brian Urlacher (11º selección, New Mexico), apoyador que estuvo 12 años con Chicago Bears, jugó un Super Bowl y fue elegido Defensa del Año en la temporada de 2005.

También destacan el pateador Sebastian Janikowski (17º, Florida State), todavía está vigente, y el corredor Shaun Alexander (19º, Alabama), MVP de la temporada 2006 con los Seahawks y campeón de la NFC el mismo año.

Del resto, poco que contar. Ni siquiera de Courtney Brown (Penn State), la primera selección de los Cleveland Browns, quien salvo su primera temporada, tuvo una carrera mediocre y se retiró en 2005 en los Denver Broncos.

¿Qué hubiera sido de la historia de los Cleveland Browns de haber elegido a Tom Brady? ¿O de los Washington Redskins, que tenían la segunda y tercera selección? ¿O de los Cincinnati Bengals con la cuarta? Ninguno de esos equipos ha llegado al Super Bowl en los últimos 18 años. En el  mismo período de tiempo, Brady, junto a los Patriots, ha clasificado nueves veces a la gran final de la NFL.

Tal vez sin la estructura de los Patriots o sin el entrenador Bill Belichick, Brady tampoco tendría tanta gloria. Lo cierto es que este domingo 3 de febrero, Courtney Brown, los Browns, los Redskins y los Bengals estarán frente a un televisor para ver como un mariscal menospreciado por 30 equipos de la liga y seleccionado después de 198 jugadores, agranda su leyenda como el mejor de la historia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s