Los Saints confirman la “maldición” de un Super Bowl en casa Responder

(ACTUALIZACION DE UN POSTEO DEL 19 DE NOVIEMBRE)

Es uno de los tantos mitos de la NFL, que en rigor de mito no tiene nada ya que es tan real como imbatible, hasta ahora al menos: el Super Bowl, la final del campeonato, se ha disputado 46 veces y nunca el equipo local del estadio sede ha estado presente en dicho partido de definición. En este recuento, hay dos equipos que disputaron la final muy cerca de casa: cuando todavía estaban en Los Angeles, los Rams llegaron al Super Bowl XIV (1980) que se jugó en Pasadena y en el Super Bowl XIX (1985), los San Francisco 49ers vencieron a Miami Dolphins en el estadio de la Universidad de Stanford.

Para esta temporada, el Super Bowl XLVII fue fijado hace varios años en Nueva Orleans, sede de los Saints, uno de los grandes animadores de la NFC en las últimas temporadas. Sin embargo, los “Santos” no se sobrepusieron al mal comienzo del torneo y a la suspensión de su entrenador en jefe por la acusación de la NFL de implementar un sistema de recompensas para lesionar a los jugadores de la ofensiva rival. Como consecuencia de todo eso, ni siquiera clasificaron a los playoffs, llevando a 47 de 47 los Super Bowl sin el equipo de local.

Junto a Miami, Nueva Orleans es la ciudad que más veces ha sido sede del Super Bowl: los primeros tres se jugaron en el estadio de la Universidad de Tulane y los siguientes siete en el ya legendario Superdome. Curiosamente, los Saints sólo llegaron una vez a la final de la NFL, en 2010, pero esa vez el partido se disputó en el sur de Florida, mientras que de los cinco Super Bowl a los que llegaron los Miami Dolphins, uno de ellos se jugó en Nueva Orleans.

Como el Super Bowl se juega en el invierno de Estados Unidos -enero antes, febrero ahora- la NFL suele elegir como sedes ciudades del sur del país por tener un mejor clima, o en las contadas ocasiones que viaja al norte, opta por recintos techados (esta tendencia se romperá en 2014, cuando se juegue al aire libre en Nueva York). Pero aunque equipos como los 49ers (San Francisco), Cardinals (Phoenix), Buccaneers (Tampa Bay), Falcons (Atlanta), y los ya mencionados Saints y Dolphins han llegado a la final, a ninguno le tocó en su estadio.

Hay casos llamativos. Como el de los Falcons, que en 1999 llegaron al Super Bowl, pero al año siguiente cuando la final era en Atlanta, ni siquiera clasificaron a la postemporada. O el de los Indianapolis Colts, equipo al que el año pasado se le lesionó la super figura Peyton Manning (jugador clave del título de 2006) justo cuando la NFL los designó por primera vez como sede del “Súper Tazón”.

Este dato resumen muy bien la “maldición del Super Bowl en casa”: desde el 2001, ninguno de los 12 equipos sede de la final, incluidos los Saints, han podido ni siquiera clasificar a los playoffs.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s