Texans: de candidatos a ganar el Super Bowl a posibles N°1 del Draft 2014 Responder

“Los Texans apestan… Son el peor equipo de la NFL”. La frase le hace méritos a la verdad, qué duda cabe, pero llama la atención que fue mencionada por el receptor Andre Johnson (en la foto), una de las principales figuras del equipo.

Es cierto que en la pelea por tan ignominioso título también podrían entrar los Jaguars y los Vikings, pero en el caso del equipo de Houston todo parece agrandado por los problemas de liderazgo, el quiebre en el camarín y el quiebre con los hinchas, que antes de la temporada soñaban –alimentados por el análisis de varios medios- con llegar al Super Bowl. Por eso, la caída ha sido tan dura. Los Atlanta Falcons viven una situación casi idéntica, pero han sabido que llevarlo con mayor dignidad. En Houston, en cambio, todo parece una muy mala telenovela, y las palabras de Johnson refuerzan la sensación de caos.

Johnson expresó toda frustración por una temporada decepcionante 24 horas después de perder en casa ante los Jaguars, hasta entonces el peor equipo de la NFL, y aumentar a nueve la racha de derrotas consecutivas. Ahora, Texans, Jaguars y Falcons están en el fondo de la liga con un récord de 2-9.

La responsabilidad de esta debacle recae 100% en una ofensiva incapaz de marcar puntos para aprovechar el trabajo de la mejor defensa de la liga (los Texans permiten sólo 290,4 yardas por duelo). Y el partido ante Jacksonville es el mejor ejemplo: el rival marcó 13 puntos, pero Houston sólo subió 6 al marcador, producto de dos goles de campo.

Los principales problemas estaban instalados antes de que comenzara la temporada al tener a un mariscal mediocre como Matt Schaub, quien se lesionó cuando el equipo sufría su cuarta derrota al hilo. El reemplazo de T.J. Yates fue igualmente malo y el entrenador en jefe Gary Kubiak Gdecidió darle el puesto a Case Keenum, quien llegó en 2012 como agente libre ya que no fue seleccionado en el Draft. Con Keenum las cosas no han sido mejores, pero todo indica que mantendrá el puesto hasta final de temporada pese a que Schaub –jugador muy resistido por los hinchas- ya está recuperado.

A las falencias en el principal puesto del fútbol americano se sumó que el corredor Arian Foster jugó lesionado casi toda la primera parte de la temporada y luego de la octava fecha se sometió a una operación, por lo que no volverá a ver acción este año.

Pero no todo es tan negativo para los Texans. Si terminan últimos de la liga, el próximo año podrán elegir primeros en el Draft, donde asoman un buen par de mariscales, como Terry Bridgewater (Louisville) y Marcus Mariota (Oregon). Además, las estadísticas apoyan las esperanzas: los equipos de peor marca en las últimas dos temporadas, Colts en 2011 y Chiefs en 2012, rebotaron para cumplir grandes campañas en el torneo siguiente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s