La historia de Michael Oher, el “sueño” que es casi realidad Responder

(NOTA PUBLICADA EN LA EDICION DEL VIERNES 1 DE FEBRERO DE LA TERCERA)

“Inspiración”. Es la palabra que Michael Oher (26 años) repite constantemente por casi media hora durante la última sesión de los Baltimore Ravens dedicada a la prensa, previa al Super Bowl XLVII que se disputará el domingo en Nueva Orleans. Se va un periodista, llega otro a la mesa del jugador y nuevamente aparece la palabra “inspiración”. Así describe el liniero ofensivo la película Un Sueño Posible (The Blind Side, en inglés), basada en un libro sobre la juventud de Oher y la adopción por una familia de blancos de Memphis.

Por dicho filme, en 2009 Sandra Bullock ganó un Oscar y un Globo de Oro a la Mejor Actriz, personificando a Leigh Anne Tuohy, la madre adoptiva del jugador de los Ravens.

Gracias a esa familia, Oher pudo concretar el camino que, según él, comenzó a los 13 años, para escapar de las drogas, la violencia y una madre adicta. “La película ha sido una inspiración para muchas personas, en el mundo y en Estados Unidos”, vuelve a repetir el número 74 de Baltimore, pero acto seguido aclara con fuerza: “No tengo ningún problema con la película, salvo en la parte del fútbol americano… Es una gran película, pero no es cierto, como aparece ahí, que no supiera nada de fútbol hasta que conocí a los Tuohy. Los deportes, fútbol americano y básquetbol, era todo lo que tenía cuando era niño”.

Oher recuerda que nunca se reunió con nadie de la cinta, salvo una vez con Quinton Aaron, el actor que lo personificó. “Nunca estuve con Sandra Bullock”, recalca, agregando que tampoco ganó dinero con la película.

Pero el jugador sí pudo profitar del éxito del filme, ya que el año pasado -pese a su corta edad- publicó sus “memorias”, titulada Vencí los Pronósticos (I Beat The Odds: From Homelessness to The Blind Side and Beyond, en inglés).

Según un reportaje de USA Today, en dicho libro Oher también busca destacar que sus malas notas en el colegio no eran porque tuviera problemas de aprendizaje -como se deduce en la película-, si no simplemente porque no había recibido una buena educación.

Tras graduarse del colegio en Memphis y ganar una beca para estudiar y jugar en la Universidad de Mississippi (decisión influenciada por la familia Tuohy y que fue investigada por la NCAA, la liga universitaria), Michael Oher fue seleccionado por los Ravens en el Draft de la NFL.

De hecho, con esa imagen del verdadero Oher calzándose la camiseta de los Ravens termina la película.

Lo que la cinta no cuenta es lo que vino después, que bien podría generar una secuela, aunque a Oher no le gusta mucha la idea: el jugador se convirtió en uno de los mejores tacles ofensivos de la liga y, aunque esta temporada no ha brillado como se esperaba, podría coronar  su “sueño imposible” con un anillo del Super Bowl si los Ravens vencen a los San Francisco 49ers en la final de la NFL que se jugará en el legendario Superdome.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Leigh Ann Tuohy saltó a la fama

La familia Tuohy se aloja en el mismo hotel que los Ravens y generan casi tanta atención como Michael Oher. Llegaron ayer y la voz la lleva Leigh Ann, siempre bien maquillada, aunque vestida con una blusa que lleva estampado en brillante color violeta el número 74 de su vástago. Su hija replica el estampado, pero en las botas. Leigh Ann saltó a la fama y llegó a un programa de diseño de ABC. Ellos también escribieron un libro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s