Los grandes fracasos del Draft de la NFL Responder

¿Les suena el nombre de Ryan Leaf (en la foto) de algún Super Bowl o de al menos de algún partido de playoffs? ¿De alguna buena temporada o al menos una gran jugada? Imposible, ya que sólo jugó 25 partidos en su carrera de apenas cuatro temporadas en la NFL. Sus números, además, resumen la pobreza de su juego como mariscal de campo: 36 intercepciones contra apenas 14 touchdowns. Sin embargo, aunque resulte difícil de creer, Leaf fue la segunda selección en el Draft de 1998 (fue elegido por los San Diego Chargers) y en los días previos a esa jornada los especialistas debatían si él o… Peyton Manning debía ser el número uno de esa generación. Finalmente, Manning fue elegido por los Colts en el primer lugar, estuvo 14 años en Indianápolis y logró un título en el Super Bowl.

La campaña de Leaf, en cambio, se fue por el despeñadero: se retiró a los 26 y hace unos meses fue sentenciado a cumplir siete años de prisión por robo y posesión de drogas.

Estos son, según la revista deportiva Sports Illustrated, los ocho grandes fracasos de los Draft de la NFL:

  • 1  JaMarcus Russell (Nº1 de 2007, por los Oakland Raiders): por mucho tiempo, Ryan Leaf fue considerado el principal fracaso de un Draft, sin embargo, desde hace unas temporadas Russell le compite por ese vergonzoso primer lugar. Gracias a sus grandes campañas como mariscal en LSU, fue seleccionado por los Raiders con un contrato de US$ 61 millones (US$ 32 millones garantizados), pero luego de tres temporadas en las que apenas ganó siete de los 25 partidos en los que jugó, el equipo de Oakland dejó ir a Russell. Desde 2010, ningún equipo lo ha querido contratar.
  • 2  Ryan Leaf (Nº2 de 1998, por los San Diego Chargers): además de sus pobres condiciones para liderar a un equipo de la NFL, Leaf tuvo fuertes polémicas con sus compañeros, directivos, la prensa y una vez descubrieron que mintió al decir que estaba lesionado.
  • 3  Tony Mandarich (Nº2 de 1989, por los Green Bay Packers): el gigante liniero ofensivo de Michigan State era uno de los grandes prospectos en el Draft de 1989, pero problemas con el alcohol y el uso de doping para agrandar su cuerpo, terminaron por forzar la salida del equipo cuatro años después de su selección. Luego de recuperarse de sus adicciones, tuvo un breve aunque más normal paso por los Indianápolis Colts.
  • 4  Lawrence Phillips (Nº6 de 1996, por los Saint Louis Rams): para muchos era el mejor jugador de esa generación, pero varios equipos declinaron contratar al corredor de Nebraska por sus problemas extradeportivos. Finalmente, los Rams se arriesgaron con la sexta selección, pero la apuesta les resultó muy cara ya que a la siguiente temporada lo dejaron ir. Una campaña con los Barcelona Dragons de la desaparecida NFL Europa despertó el interés de los 49ers, sin embargo, nada había cambiado e incluso un bloqueo que Phillips no ejecutó terminó costándole un fuerte golpe y eventualmente el retiro al mariscal Steve Young. Phillips no completó ese campeonato, luego pasó por algunos equipos de la liga canadiense, hasta que se retiró. Actualmente el ex jugador cumple una sentencia de 31 años de prisión por distintos casos de asalto con arma de fuego.
  • 5  Tom Cousineau (Nº1 de 1979, por los Buffalo Bills): como parte de la negociación que llevó a O.J. Simpson a los 49ers, los Bills recibieron la primera selección de 1979. La usaron en el apoyador de Ohio State, pero al jugador no le gustaron las condiciones económicas y se fue a la liga canadiense. Cuando intentó volver a la NFL, los Bills lo transfirieron a los Browns (a cambio de una selección en el Draft de 1983, que finalmente ocuparon en Jim Kelly). En Cleveland, Cousineau tuvo una campaña sin grandes luces. Se retiró en 1987 con 30 años.
  • 6  Art Schlichter (Nº4 de 1982, por los Baltimore Colts): antes de que el equipo se mudara a Indianápolis, Schlichter llegó con todos sus pergaminos que traía como mariscal de Ohio State…pero también con su adicción a las apuestas. La liga lo suspendió de manera indefinida, luego le levantó la sanción, pero como reincidió, los Colts le dejaron ir en 1985. La NFL lo volvió a castigar y nunca más le levantó el castigo. En toda su “carrera”, apenas totalizó algo más de mil yardas. Actualmente, Schlichter cumple sentencia en prisión por un millonario fraude.
  • 7  Rick Mirer (Nº2 de 1993, por los Seattle Seahawks): el afamado entrenador Bill Walsh lo llegó a llamar “el segundo Joe Montana”, ya que Mirer también jugó como mariscal por Notre Dame durante su etapa universitaria. Sin embargo, su carrera no llegó ni al dedo meñique del pie izquierdo del gran QB de los 49ers. Mirer tuvo una gran temporada inicial en la NFL, pero luego sus números declinaron abruptamente, hasta finalizar con apenas 41 touchdowns en una carrera de 11 años que también incluyó a los Bears, Jets y Raiders.
  • 8  Russell Erxleben (Nº11 de 1979, por los New Orleans Saints): ya es raro que un equipo ocupe el Draft para seleccionar un pateador, más aún gastar el cupo de una primera ronda. Pero los Saints lo hicieron en un jugador que venía de romper un récord universitario en Texas al convertir un gol de campo desde 67 yardas. El problema es que en New Orleans, Erxleben apenas duró cuatro años y sólo convirtió cuatro goles de campo. No volvió a jugar en la NFL.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s