En Estados Unidos tambalean los ratings de la NFL luego del primer mes de acción Responder

Luego de cuatro semanas de partidos en la temporada 2016 de la NFL, hay una tendencia que llama la atención y está afuera de la cancha: los ratings han caído en relación al año anterior.

En un mundo que se inclina cada vez más al streaming bajo demanda y sin comerciales, como el servicio que proporciona Netflix, el fútbol americano es una columna sólida al que se aferran las grandes cadenas de televisión, no solo por el rating y los contratos comerciales, también como plataforma para promocionar otros programas.

Por eso, entre NBC, CBS, FOX y ESPN le pagan anualmente más de US$ 5 mil millones a la NFL por los derechos de transmisión de los partidos, que van de jueves a lunes.

Sin embargo, este año los ratings de la temporada 2016 que comenzó en septiembre, han tenido una baja de 10% en relación a los números de 2015.

El principal golpe lo han recibido los partidos en horario prime, según un análisis del Wall Street Journal  para las primeras cuatro fechas del torneo: el tradicional Monday Night Football de ESPN cae 17% en relación a la temporada anterior; el duelo del Jueves por la Noche de CBS pierde 15% y el Sunday Night Football de NBC promedia un 13% menos.

La caída es leve para los partidos que transmiten CBS y FOX el domingo en la tarde, con un 3% menos de rating en relación al 2015.

Una de las razones objetivas para la baja es el interés que han despertado en Estados Unidos los debates presidenciales entre Hillary Clinton y Donald Trump. El primero de ellos, el lunes 26 de septiembre, tuvo la cifra récord 84 millones de televidentes y eso le quitó audiencia al MNF entre New Orleans Saints y Atlanta Falcons.

Según la información de Forbes, lo mismo ocurrió este domingo 9 de octubre con el SNF de Packers vs Giants. Si bien la audiencia del segundo debate cayó en un 20% igual tuvo un buen rating de 37,2 puntos, muy superior al promedio de 10,2 que obtuvo tuvo el duelo disputado Lambeau Field, el peor registro para la NFL un domingo por la noche en los últimos tres años.

Pero el factor político de las elecciones presidenciales más ácidas que recuerde Estados Unidos no es el único aspecto que explica el tropiezo de la NFL en el rating.

Los primeros cinco partidos de la temporada 2016 han destacado por la ausencia de grandes figuras: es el primer torneo tras el retiro de Peyton Manning, Tom Brady estuvo suspendido las primeras cuatro fechas y otras estrellas están fuera por lesiones, como el corredor Adrian Peterson de los Vikings y marisal Tony Romo de los Cowboys.

También hay que considerar la molestia de los hinchas con algunos jugadores que se no paran durante el himno de Estados Unidos en protesta por la violencia policial contra las minorías del país del norte y que la NFL ha aumentado su presencia en otras plataformas que todavía no son medidas por el rating, como Twitter y los teléfonos inteligentes.

Por ahora, los ejecutivos de la liga se toman las cosas con calma y asumen la caída del rating de esta temporada como un “tropiezo” normal dentro del camino de un negocio muy exitoso. Sin embargo, hay algunos números que de convertirse en tendencia, podrían transformarse en un socavón para la NFL.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s