La nueva liga de fútbol americano no alcanzó a durar dos meses Responder

La NFL no es la única liga profesional que ha existido en Estados Unidos. Es más, la lista es larga. La American Football League, de hecho, forzó una fusión en la década de los 60 y de paso ayudó  a la creación del Super Bowl.  En los 80, la USFL fue precursora en la revisión de jugadas polémicas, hasta que apareció Donald Trump y la hizo quebrar.

El más reciente emprendimiento se llama (o llamaba) Alliance of American Football. Un nombre complicado para una liga de objetivos iniciales simples: jugar desde febrero a abril cuando no hay partidos de la NFL, solo ocho equipos y concentrados, en su gran mayoría, en ciudades sin fútbol americano profesional como Birmingham, Memphis, Orlando, Salt Lake, San Antonio y San Diego. La excepción eran los equipos en Atlanta y Phoenix.

Además, entre los fundadores de la AAF estaba Bill Polian, gerente general de varias décadas en la NFL, con título de Super Bowl incluido junto a los Indianapolis Colts.

Hasta ahí, todo bien. Salvo que esta liga necesitaba US$ 250 millones para financiar los tres primeros años y los fundadores se asociaron con Tom Dundon, el empresario y dueño de los Carolina Hurricanes del hockey sobre hielo, quien pasó a tomar el control absoluto de la AAF.

El problema es que luego de pagar US$ 70 millones para financiar la primera temporada, Dundon exigió bajar drásticamente los costos, hasta que el 2 de abril la Alliance of American Football anunció que suspendía todas sus funciones, cuando quedaban todavía dos partidos de la temporada regular y todos los playoffs. Dos días después fueron liberados todos los contratos de los jugadores.

Los San Antonio Commanders tenían el mejor promedio de asistencia de la liga, con más de 27 mil personas por partido en el Alamodome.

En los papeles, solo para la anécdota, quedará que los Orlando Apollo y los Birmingham Iron estaban ya clasificados a los playoffs y que la primera final de la AAF se iba a disputar el 27 de abril en el Ford Center de Frisco, en Texas.

Los números de rating y de asistencia a los estadios en lo que iba de temporada no eran malos para ser un primer año, pero Tom Dundon decidió de manera unilateral bajar la cortina. ¿Volverá la liga el próximo año? No hay nada oficial, pero se ve muy difícil.

Lo más probable es que la AAF pase a engrosar la lista, junto a la USFL o la XFL, como las ligas de fútbol americano de muy corta existencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s