La relación de amor y odio entre Los Angeles y la NFL Responder

► La liga profesional de fútbol americano se instaló por primera vez en 1946 en la segunda ciudad más grande de Estados Unidos, antes de la NBA o el béisbol.
► Desde entonces, han vivido gloria, Super Bowls, exilio y ahora una muy esperada reconciliación con el regreso de los Rams a “L.A.”. Más…

Anuncios

Los Angeles cumplirá 20 años sin un equipo de NFL Responder

► El 24 de diciembre, los Rams y los Raiders jugaron el último partido en el segundo mercado comercial más grande de Estados Unidos. A la temporada siguiente, los primeros se fueron a St. Louis y los segundos regresaron a Oakland.
► Desde entonces, Los Angeles no tiene un equipo de fútbol americano y las opciones de recibir una franquicia pasan por construir un nuevo y lujoso estadio, situación que todavía no ocurre, aunque hay planes.
► Además, L.A. tiene en Londres un duro competidor.
► El no tener un equipo en la ciudad impide también ser sede del Super Bowl. Más…

Los Saints sueñan con romper la “maldición del Super Bowl” Responder

Drew Brees ha sido la gran figura de los Saints esta temporada: son la segunda mejor ofensiva aérea de la NFL y la quinta general.

Es uno de los tantos mitos de la NFL, que en rigor de mito no tiene nada ya que es tan real como imbatible, hasta ahora al menos: el Super Bowl, la final del campeonato, se ha disputado 46 veces y nunca el equipo local del estadio sede ha estado presente en dicho partido de definición. En este recuento, hay dos equipos que disputaron la final muy cerca de casa: cuando todavía estaban en Los Angeles, los Rams llegaron al Super Bowl XIV (1980) que se jugó en Pasadena y en el Super Bowl XIX (1985), los San Francisco 49ers vencieron a Miami Dolphins en el estadio de la Universidad de Stanford.

Este temporada, el Super Bowl XLVII se disputará en Nueva Orleans y hasta hace unas semanas parecía que los Saints mantendrían la tendencia histórica tras perder los cuatro primeros partidos que disputaron. Sin embargo, desde entonces acumulan cinco victorias y apenas una derrota que le ha dado vida y esperanza a un equipo golpeado por la acusación de la NFL de implementar un sistema de recompensas para lesionar a los jugadores de la ofensiva rival y que les costó duras suspensiones para directivos, entrenadores y jugadores.

Los “Santos” viene de terminar en casa con el invicto de los Falcons y de darle una paliza a los Raiders el último domingo, pero hora deberán enfrentar una seguidilla de partidos durísimos: reciben a los 49ers y luego visitan a los Falcons y Giants. Si logran ganar al menos dos de estos tres partidos, quedarán en un muy bien pie para clasificar a los playoffs, instancia donde el poderío de la ofensiva que comanda Drew Brees los podría llevar a jugar la final de la NFL en el Superdome.

Junto a Miami, Nueva Orleans es la ciudad que más veces ha sido sede del Super Bowl: los primeros tres se jugaron en el estadio de la Universidad de Tulane y los siguientes siete en el ya legendario Superdome. Curiosamente, los Saints sólo llegaron una vez a la final de la NFL, en 2010, pero esa vez el partido se disputó en el sur de Florida, mientras que de los cinco Super Bowl a los que llegaron los Miami Dolphins, uno de ellos se jugó en Nueva Orleans.

Como el Super Bowl se juega en el invierno de Estados Unidos -enero antes, febrero ahora- la NFL suele elegir como sedes ciudades del sur del país por tener un mejor clima, o en las contadas ocasiones que viaja al norte, opta por recintos techados (esta tendencia se romperá en 2014, cuando se juegue al aire libre en Nueva York). Pero aunque equipos como los 49ers, Cardinals, Buccaneers, Falcons, y los ya mencionados Saints y Dolphins han llegado a la final, a ninguno le tocó en su estadio.

Hay casos llamativos. Como el de los Falcons, que en 1999 llegaron al Super Bowl, pero al año siguiente cuando la final era en Atlanta, ni siquiera clasificaron a la postemporada. O el de los Indianapolis Colts, equipo al que el año pasado se le lesionó la super figura Peyton Manning (jugador clave del título de 2006) justo cuando la NFL los designó por primera vez como sede del “Súper Tazón”.

Este dato resumen muy bien la “maldición del Super Bowl en casa”: desde el 2001, ninguno de los 11 equipos sede de la final han podido ni siquiera clasificar a los playoffs. Veremos si los Saints pueden romper esta marca o la maldición completa.

POSICIONES DE LA NFL